Arte urbano castellano en Aranda de Duero (Burgos)

Actualizado: 10 de sep de 2020

Aranda de Duero es la segunda ciudad más grande de la provincia de Burgos (Castilla y León) y la capital de la Ribera del Duero, que abraza decenas de pueblos entre viñedos y humildad. Situada en el centro norte de la península y en el corazón de todo aquel que la visita.


Da gusto volver a casa y ver mi barrio (Santa Catalina) lleno de colores y orgullo por la cultura castellana, fusionando tradición y vanguardia, otorgándo un valor artístico a espacios y rincones que pasaban inadvertidos.


Las asociaciones de comerciantes del barrio Santa Catalina, los colectivos de artistas, los vecinos y el Ayuntamiento de Aranda de Duero trabajan en la misma dirección, dinamizar el barrio y atraer al público a esta zona de la ciudad.


Los 5 murales castellanos del artista ribereño NANO.


Uno de los artistas responsables de tanta belleza es el aerógrafo arandino Fernando Arribas Lázaro, conocido como NANO. La villa castellana está bañada por su obras y su visión contemporánea de un pasado que lucha por permanecer en el presente, a través del arte...


El artista crea los murales en colaboración con La Asociación de Comerciantes de Santa Catalina.


(El orden de las obras no es cronológico)


1.- El mural del confinamiento. Un homenaje al esfuerzo y responsabilidad social por parte de los vecinos y establecimientos del barrios durante la pandemia del covid 19.


2.- El anciano labrador entre viñedos, mirando al cielo esperando la lluvia se alza firme frente a una sociedad moderna representada por la chimenea de ladrillos.



3.- ALMA CASTELLANA es una de las cinco obras del artista ribereño que más impacta y que mejor acogida tiene. Una mujer vestida con el traje tradicional castellano, castañuelas en sus manos y futuro en su mirada.


4.- Homenaje a los emigrantes de Segovia que tuvieron que desplazarse a Aranda de Duero, personalizado en Gerardo de la Calle, un humilde segoviano que hoy dirige la empresa que lleva su nombre y da trabajo a más de 200 arandinos.



5.- Alegoría a Santa Catalina, la virgen y patrona del barrio que lleva su nombre, junto a sus símbolos; la espada con la que fue decapitada y la rueda. Nano quiere modernizar la figura de la santa y adaptarla al siglo XXI dejando un mural de una belleza admirable.

Las 3 Obras ganadoras del Concurso de Pintura al Aire Libre del Ayuntamiento de Aranda de Duero.


1° Concurso. Obra “Old to the new” del artista burgalés Juan Cruz Irazábal Villar. Inspirada en la moda e influencias de los años 80-90 como el cubo de Rubik, la chimenea de Mario Bros o las gafas y zapatillas propias de la nutritiva época de la purpurina.


2°Concurso. Un mural del artista vallisoletano Javier Román García, en la ribera del río Duero junto al Hospital.


La obra titulada "Los jugadores de la Ribera" representa una parte de la fauna y la naturaleza que existe en el río Duero y tres de los estados de la materia; El abejaruco representa el aire, el zorro la tierra y la trucha y el barbo el agua”.


3°Concurso. La artista chilena Fiorella Podesta llenó de color la fachada por un buen motivo: La lucha contra la violencia de género. Una obra que destaca en el paisaje urbano y muestra la fuerza, valentía y pasión de la mujer.


LA NUEVA "PLAZA MAESTRO NEBREDA".


La plaza pasaba inadvertida días atrás, un rincón del barrio Santa Catalina de paredes grises sin alma. Pero tras la decisión de darle un lavado de imagen por parte de propietarios, instituciones, artistas y La Asociación de Comerciantes del Barrio de Santa Catalina, el resultado es extraordinario. Un ejemplo claro de que el arte y las buenas ideas aportan vida y alegría al día a día.


1.- Los 6 murales de A.R.A.(Agrupación Ribereña de las Artes)


Los artistas locales han pintado pequeños comercios tradicionales sobre las paredes grises, además de un homenaje al cómic, con el objetivo de dinamizar esta zona del barrio de Santa Catalina. Los creadores trabajan amparados por la Asociación de Comerciantes de Santa Catalina.


2.- Obra de Garabatos Maroto


La aportación del artista ribereño Garabatos Morato, también en la plaza Maestro Nebreda, se suma a los seis murales de A.R.A.


El buen gusto del artista y sus 2 piezas hacen de la Plaza Maestro Nebreda una parada recomendada en la ruta por el arte urbano del barrio de Santa Catalina.