¡Bienvenidos a ISRAEL! La tierra prometida.

Actualizado: 7 de mar de 2020

Israel es uno de los países más intensos, místicos y atractivos del mundo. En Jerusalén nacieron las tres religiones monoteístas más relevantes de la historia; Judaísmo, Cristianismo e Islam. Puente entre el Mar Mediterráneo y el Mar Rojo. Enclave entre Europa, Asia, Oriente Medio y África. Madre de multitud de civilizaciones, culturas y pueblos. Punto de mira para creencias y rituales, potencia científica y tecnológica mundial y agrupa uno de los ejércitos más poderosos del mundo. La ciudad prometida para muchos y una olla a presión política en Oriente Medio. Referente para el mundo de la cultura, el colectivo LGBT+, tendencias espirituales, investigación y desarrollo. Israel será uno de los países más populares del planeta, del que más se habla por diversos temas, y el que menos se conoce. Y yo os recomiendo visitar este país tan misterioso sin miedo pero con respeto. ¡Bienvenidos a Israel! La Tierra Prometida.


Israel es uno de los países más jóvenes del mundo. En el año 1948, tras la ocupación inglesas, declaró su independencia con el apoyo de la ONU, dividiendo el país en dos; Israel y Palestina. Los judíos aceptaron las condiciones pero los árabes no. Horas después de su proclamación, los países árabes vecinos atacaron Israel; Egipto, Jordania, Irak, Líbano, Yemen, Arabia Saudí y los territorios palestinos. Ante todo pronóstico, Israel ganó la guerra, y marcó un precedente para la longevidad y el sentimiento patrio del estado judío de Israel en Oriente Medio.


Israel es la tierra prometida para las tres religiones monoteístas del mundo, el conflicto es eterno y sin solución perfecta. Tanto judíos como musulmanes, tanto Israel como Palestina, son hijos legítimos de la Tierra Santa, con constancia de ambos desde hace más de 3.000 años. Y luego están los cristianos y otras minorías, sin formar parte del conflicto de una forma aparente y que conviven con el resto de culturas sin destacables problemas. Ambos lados tienen respuestas y apologías justificadas para defender su versión de la historia, y lo peor, los dos tienen razón, y los dos se equivocan. Recomiendo no involucrarse demasiado con este tema, a no ser que sea el objetivo de tu viaje, y desear que el conflicto se calme y solucione pronto, y que ambos lados cierren esta desgastante etapa lo antes posible.



¡QUÉ HACER EN ISRAEL?

- TEL AVIV. El punto de partida para entrar en el país. Es la capital financiera de Israel, bañada por el Mar Mediterráneo. Un oasis de libertad y libertinaje en Oriente Medio. Rascacielos, festivales, mercados, gente joven e innovación como base. Imprescindible recorrer la Ciudad Vieja de Jaffa y su puerto, uno de los más antiguos del mundo. Perderse entre las callejuelas del Mercado del Carmel. Entrar al Museo de Arte Contemporáneo. Recorrer el paseo marítimo y disfrutar de sus playas como Hilton, Banana y Mezizim Beach. Disfrutad de la gastronomía del país y perderos entre su ajetreada vida nocturna. El PRIDE, Orgullo LGBT+ de Tel Aviv, es uno de los más reconocidos del planeta y un acierto para conocer por primera vez la ciudad. Si os gusta la música electrónica y el ambiente underground ¡bailad en “The Block”! el club con el mejor sonido del mundo.

- JERUSALEN. Es la capital cultural del país, la ciudad más poblada y el centro del mundo para las tres religiones más importantes de la humanidad, una ciudad disputada por varias culturas y el foco más intenso a nivel espiritual del planeta. El lugar más interesante de la ciudad es la ciudad vieja de Jerusalén, el barrio amurallado que abraza el corazón de la ciudad, nombrado Patrimonio de la Humanidad. Se divide en 4 áreas; el barrio judío, el musulmán, el cristiano y el armenio. La intensidad y energía al caminar por sus mercados y callejuelas es inexplicable. Pero hay tres lugares fundamentales venerados por cada una de las tres culturas; La Mezquita de Al-Aqsa o de la Roca para los musulmanes, El Muro de las Lamentaciones para los judíos y El Santo Sepulcro para los cristianos.


Fuera de las murallas que resguardan la ciudad vieja de Israel, recomiendo visitar el Monte de los Olivos, desde donde tendrás unas vistas increíbles de la ciudad. El Museo Yad Vashem en memoria a las víctimas del Holocausto y los barrios ultraortodoxos de Mea Shearim, es como viajar a otra época acompañado de una atmósfera que te dejará sin palabras.

- MAR MUERTO. Es el punto más bajo de la tierra, una gran depresión tectónica a 430 metros bajo el nivel del mar. Es un gran lago de agua extremadamente salada y sin vida, con un 30% de salinidad, frente al 3% del Mar Mediterráneo, con 9 veces más sal de lo normal. Es un lugar inhóspito, sin vida alguna y tremendamente especial, un paisaje lunar que evoca sensaciones inexplicables. El agua ronda los 25 grados y es imposible sumergirse. El cuerpo flota completamente, es como volar sobre el agua, el fondo son cristales de sal, el agua es grasa y encontramos barros repletos de minerales de excelentes propiedades para la piel. Una estampa lunar de muñecos de barro en el desierto flotando sobre un mar muerto… una experiencia inolvidable.

- MASADA. Es una antigua fortaleza compuesta por diversos palacios en lo alto de una montaña. Se encuentra en el corazón del Desierto de Judea y se eleva a unos 450 metros. Es todo un símbolo para los judíos. Desde lo alto se puede divisar el imponente desierto y el mágico Mar Muerto. Forma parte del Parque Nacional de Israel y Patrimonio de la Humanidad desde el año 2001. Entrar en conciencia que hace miles de años había mega ciudades en mitad del desierto, sin nada pero con todo. Te dejará los pelos de punta visitar este lugar.

- EILAT es una ciudad portuaria y turística del sur de Israel, a orillas del Mar Rojo, cerca de Jordania. Popular por sus playas cristalinas y relajadas como las de Dolphin Reef, y un lugar de ensueño para practicar submarinismo y esnórquel. Hace frontera con Jordania, a tres horas en autobús podrás llegar hasta Petra, una de las joyas arquitectónicas de la humanidad.

GASTRONOMÍA. Israel es un país para comérselo. Su gastronomía también es una fusión de todas las culturas; dieta Mediterránea, tradición culinaria árabe, platos judíos, especias y sabores exóticos, influencia armenia, emplatados originales, herencia romana y griega… prueba todo lo que puedas y déjate llevar por su macedonia de sabores. Te recomiendo el falafel, hummus, msabbha, shakshouka, cuscús, zaatar, kosher y sufganiyot. Aprovéchate de la diversidad de frutas y sus sabrosos zumos, el vino dulce, el pan judío, café turco y sus elaborados postres.

- SHABAT es el séptimo día de la semana para los judíos y en Israel lo celebran de una forma sagrada. Ellos descansan el sábado de una manera muy peculiar… Estas normas proceden de los judíos ortodoxos, que tienen mucha fuerza política y económica, y condicionan al resto del país. Destaco que la mayoría de las personas que viven en Israel son culturalmente judíos pero no practican la religión. Durante el Shabat no funciona en todo el país el transporte público, ni los centros comerciales. No pueden tocar nada eléctrico, no pueden cocinar, no se utilizarán las maquinas de café, no pueden fumar ni encender las luces de su casa. Es importante tener en cuenta, si vas a visitar el país, y coincide con sábado, prepárate para vivir el Shabat…


Espero que después de mis recomendaciones y las fotografías que tomé durante mi viaje, os anime a visitar este extraordinario país del Mediterráneo. Estaré encantado de leer vuestros comentarios, recomendaciones si me dejo algún lugar destacable, vuestras impresiones… ¡Un abrazo viajero!