VIETNAM, un mundo paralelo que merece la pena visitar.

Actualizado: 3 de abr de 2020

Vietnam es un país extraordinario, orgulloso de su pasado y de carácter amigable pero sereno. Estuve 7 días en el norte del país, visité la capital comunista de Hanói, la Bahía de Ha-Long (una de las 7 maravillas naturales del mundo) y atravesé en bicicleta y canoa los arrozales de Tam Coc, en la provincia de Ninh Binh.


Vietnam es un país seguro para recorrerlo solo con tu mochila o acompañado de tu pareja o amigos. Su cultura, música, gastronomía, tradiciones, patrimonio natural... son una maravilla y los vietnamitas los mejores embajadores, que no dudarán en mostrártelo casi todo con una sonrisa en la boca y un inglés bajo pero absolutamente comprensible.


Con este texto quiero mostrarte las experiencias que más me gustaron de este país, y por las cuales volvería a visitarlo las veces que pueda. Vietnam es uno de los países del sudeste asiático que más me impactó. Una seducción a primera vista que enamoró mis 5 sentidos.


La segunda parte del vídeo poético que grabé en Vietnam está centrado en Hanoi, la capital del país.


Como siempre, recomiendo visitar los mercados, callejear alejado de las zonas turísticas, mezclarse con los nativos y sumergirse en su cultura. Antes de citar lugares y experiencias más concretas os dejo esta galería de fotografías como introducción de una cultura infinita y recomendada.


- VISITAR EL LAGO HOAN KIEM(Hanoi). Es el corazón de la ciudad, un espejo para sumergirse y fluir entre su cultura y tradiciones. Decenas de artistas, monumentos y rascacielos, karaoke, deportes y juegos que nunca había visto. En el centro del lago verás la torre de la tortuga y el templo chino. Es un lugar vivo y una parada obligada al visitar Hanoi. Gimnasia al aire libre con decenas de personas, magos y magia, desfiles de moda improvisados, personas extraordinarias y personajes de lo más pintoresco, un sinfín de escenas que han marcado mi memoria, para siempre.


- LA PEQUEÑA NOTRE DAME de Hanoi, la catedral de San José. Cerca del lago Hoan Kiem, encontramos esta maravilla arquitectónica, la iglesia más antigua de la ciudad construida por los franceses en 1886. Visité el lugar un mes antes de que ardiera la Catedral de Notre Dame de París y en particular, este monumento y su encanto, tiene un valor especial y digno de visitar.


- TREN CALLEJERO DE HANOI O HANOI TRAIN STREET. Es una de las actividades más populares y espectaculares de la capital de Vietnam. Un enorme tren atraviesa el barrio viejo de la ciudad, pasando a medio metro de las terrazas de café y levantando todo un mercado en escasos 10 segundos. Surrealista y emocionante. El tren callejero de Hanoi atraviesa el barrio viejo (Hanoi Old Quarter) a la altura de la calle Le Duan durante unos 1200 m, este tren pasa todos los días a las 3:30 pm y a las 7:30 pm. Busca una mesa en alguna de las terrazas y prepara la cámara de fotos, te dejará con la boca abierta.


Comparto el vídeo que grabé sobre el tren callejero o "train street".




- GASTRONOMÍA VIETNAMITA. Los vietnamitas se lo comen casi todo, si te gusta probar cosas nuevas y exóticas, Vietnam es tu país. La comida es sabrosa, no es la mejor del sudeste asiático para mi gusto, pero si es más seguro comer por la higiene y más barato. No todos los platos son picantes y son muy conocidos por la salsa de pescado, soja o la salsa de hoisin. Utilizan muchas especias y vegetales, en especial mucha lima.


- NIGHT MARKET HANOI. Los viernes y los sábado, el gobierno cierra el centro de la ciudad al tráfico y todo se convierte en una fiesta, una revolución cultural, música, deporte y arte por todas las partes. Desde karaoke hasta certámenes de moda, batallas sobre la pista de baile entre todas las disciplinas, magia y muchas personas espontáneas con ganas de pasarlo bien en sociedad. Al protagonizar esta experiencia me di cuenta de que ya estaba enamorado de Vietnam. 



- PROBAR EL CAFÉ CON HUEVO O COCO. ¡Una auténtica delicia! Vietnam es el segundo país del mundo en exportación de café. La producción de café fue uno de los motivos del resurgimiento económico tras la guerra en 1975. Para un paladar europeo o americano puede sonar extraño, pero hacedme caso, buscad uno de los populares café al aire libre y disfrutad de los sabores nuevos de Vietnam.


- CARNE DE PERRO. En el norte de Vietnam todavía se come perro. Las autoridades son conscientes del prejuicio por parte del turismo con su visión negativa y están realizando campañas para erradicar esta actividad cultural y siniestra a partes iguales. No lo verás en los sitios turísticos pero si caminas entre las callejuelas podrás encontrar estas carnicerías. También podrás encontrar en los mercados puestos con perros enjaulados para elegir el más sabroso... Bajo mi experiencia, encontrarme con esto me hizo perder el apetito, revolverme el estómago e incluso emocionarme. Amo a los perros y esto me superó.


- HALONG BAY. Es una de las 7 maravillas naturales del mundo y Patrimonio de la Humanidad nombrado por la UNESCO. Es una espectacular bahía de unos 1.500 km² formada por más de 2.000 islotes, en su mayoría de piedra caliza y en los cuales albergan flora y fauna selvática, con especies propias y una belleza sin igual. Se encuentra a 170 km de Hanoi y se tarda algo más de 3 horas y media en llegar desde la capital. Se encuentra en la provincia de Quang Ninh, en el golfo de Tonkín, cerca de la frontera China. La forma más común de la visita es contratar un tour desde Hanoi, pero mucho cuidado, porque la mayoría estafan a los turistas, no cumplen con las expectativas y el trato es nefasto. El precio más popular es de 25 Euros todo incluido durante un día completo. Lo mejor es visitar el lugar por tu cuenta, tendrás que pagar el barco y las actividades pero te saldrá un 70% más barato. Podrás recorrer la zona en barco, visitar las cuevas, islas y playas paradisiacas, dar una vuelta en kayak, hacer submarinismo o escalar alguno de los islotes.


Primera parte del vídeo poético que grabé en Vietnam, esta primera parte está centrada en la Bahía de Ha-Long.


Si visitas Halong Bay te recomiendo que contrates alguna actividad que te permita recorrer parte de los islotes en Kayak o barcas privadas. El precio son 4 euros por una hora y sin duda merece la pena. Reconozco que me dio algo de miedo estar islotes enormes, un mar profundo y lleno de vida y cruzando cuevas.


- RECORRER EL RÍO DE TAM COC, en la provincia de Ninh Binh. Tam Coc está a 90 kilometros de la capital y no tardas más de 2 horas en llegar. Es un retiro espiritual y natural muy recomendado. Tam Coc se conoce como la Bahía de Halong pero en el interior del país, rodeado de selva y montañas impresionantes, arrozales y una diversidad natural y cultural que te dejará sin palabras. Conocerás a las mujeres rana y su forma tan peculiar de remar y cantar canciones rurales mientras recorres el caudal del misterioso río, toda una experiencia sensorial.


- RECORRER LOS ARROZALES DE TAM COC EN BICICLETA. Por menos de tres euros podrás alquilar una bicicleta durante todo el día y perderte entre los arrozales, entre los caminos marrones entre inmensidades verdes que imaginamos cuando pensamos en Vietnam. Naturaleza, agricultura, tradición y pureza. Una experiencia que hay que vivir.


Si buscas una experiencia inolvidable, un país que rompa todos tus esquemas, si te gusta la gastronomía, la fotografía y la naturaleza, si sueñas con un lugar exótico, mágico y a la vez seguro, espontáneo e impactante... no lo dudes, piensa en Vietnam para tus siguientes viajes.