CAMBOYA y ANGKOR WAT, una de las 7 maravillas del mundo

Actualizado: 7 de mar de 2020

Pasé cinco días en Camboya, en la ciudad de Siem Reap, ya que mi objetivo principal era visitar una de las siete maravillas del mundo; El Templo de ANGKOR WAT, y por supuesto, mereció la pena. Este país salió no hace mucho tiempo de una dictadura brutal y de duros conflictos violentos. El dolor y sus consecuencias siguen latentes, la pobreza y el control militar, la prostitución y las mafias organizadas para estafar a los turistas, y en una de las cuales, caí en sus manos, estafándome 100 euros y haciéndome pasar un rato surrealista y algo traumático. Todo esto contrasta con una naturaleza salvaje sin igual, un patrimonio histórico que estremece a todo visitante, lugares de ensueño, la comida más picante que he probado y una realidad que merece la pena conocer.


Yo cometí el error de cruzar desde Bangkok (Tailandia) a Camboya por carretera. En un autobús de una compañía privada y de poca información clara. La forma más segura de entrar al país es por el aeropuerto, y así asegurarse de que la bienvenida sea amable. "No hay una segunda oportunidad para una primera impresión"


Yo caí en las manos de un grupo de camboyanos organizados para estafar mediante el miedo, el desconocimiento y la desorientación a los turistas. El cebo y gran problema es montar en autobuses privados para entrar al país por carretera, ya que si caes en sus redes quedarás bajo su control. Ellos/as te ayudarán supuestamente a todo y con una sonrisa de oreja a oreja; transporte, visa, cambio de dinero, tarjeta sim para el móvil, bebida y alimentos... pero todo es un engaño, una trampa, donde el tiempo para pensar no existe y las circunstancias reflejan inseguridad y hostilidad. La estafa asciende a 100 Euros aproximadamente.


Muchos viajeros buscamos cambios. Experiencias y sensaciones extraordinarias. Fuentes de inspiración y realidades que soñábamos imposibles. Camboya cambió algo dentro de mi. Es difícil expresarlo mediante fotografías y palabras, Camboya es un sentimiento, profundo, surrealista y tremendamente revelador.


ALOJAMIENTO


Camboya no es un país tan seguro como Vietnam o Tailandia. Para estar seguros yo siempre recomiendo utilizar la plataforma Booking.com por sus descuentos, facilidad y multitud de posibilidades y precios.


Recomiendo alojarse en el hotel Okay Guesthouse Siem Reap, 12 euros la noche por habitación privada y cama de matrimonio, baño privado, aire acondicionado, desayuno incluido, piscina y restaurante en la azotea, con unas vistas espectaculares, como la fotografía que comparto durante la noche de luna llena, sobre la selva de Camboya y la ciudad de Siem Reap.


¿QUÉ HACER EN SIEM REAP?

Probar el AMOK, el plato típico camboyano. La comida camboyana tiene una gran mezcla gastronómica debido a la influencia de sus países vecinos, y Francia por su pasado colonial. Pero el AMOK es el plato típico nacional por excelencia. Hace referencia al proceso de cocer el arroz al vapor, con abundante curry picante y envuelto en hojas de plátano. Y siempre presente el coco junto al galangal (o jengibre azul).


Beber agua de coco y disfrutar de la gastronomía picante del país. Camboya tiene los cocos mas sabrosos y enormes del sudeste asiático, y los sirven casi congelados, cosa que se agradece con los cinco sentidos y a 40 grados. La gastronomía camboyana es muy picante y recargada de especial y salsas. Clasifican la comida picante del 1, o menos picante, hasta el 7 siendo el mas picante, desde el número 3 la comida empieza a arder ¿te atreves? Yo no pude pasar del número 5 ni aún con mi experiencia vital en México.


Ver el AMANECER desde ANGKOR WAT. Angkor Wat es el mayor complejo de templos religiosos jamás construido en la historia de la humanidad. Es una de las siete maravillas del mundo, y despertarse a las 04:00 horas de la madrugada merece la pena para presenciar uno de los amaneceres más bonitos del planeta. El precio es de 37 Dólares y tendrás que costearte el transporte en tuk-tuk. Pero todo merece la pena por vivir este momento.


Pederte entre los 13 templos del gran complejo de Angkor. El gran templo de Angkor Wat es el principal de todos, pero a su alrededor se extienden miles de kilómetros cuadrados coronados por majestuosos templos. Por 37 euros al día podrás recorrer todos los templos que puedas, en mi caso recorrí los 13 templos en el mismo día, desde las 4:30 horas de la madrugada hasta las 19:00 horas de la tarde, normalmente se necesitan 2 o 3 días, pero ahorras dinero y la experiencia se convierte en toda una aventura y explosión de sensaciones. Contratar un tuk-tuk para todo el día no será más de 30 euros a dividir entre cuatro posibles plazas.



No participes en actividades que maltraten a los animales. Por favor, es importante viajar de una manera responsable y no contribuir con el maltrato animal y el daño gratuito al medio ambiente. No es bueno para los elefantes montar encima de ellos, utilizar a los monos para tomar fotografías, tigres o cualquier animal salvaje para espectáculos circenses o exposiciones en mercados. Los animales son salvajes y deben estar en libertad.

BENDICIÓN BUDISTA. Lo primero y más importante para mí, es que el budismo no es una religión, sino una filosofía, y por lo tanto todas las personas pueden practicar sus rituales y bendiciones.

EL HILO ROJO es un ritual poderoso de protección que unifica el cuerpo, la mente y el espíritu, sellando el campo energético de las vibraciones negativas del entorno. El cordón rojo debe ser una fibra de lana natural y este es impuesto por un Monje, quien a través de hermosas oraciones en sánscrito realiza un ritual de sanación.

LA BENDICIÓN DEL AGUA. El agua simboliza la instauración de las virtudes de la serenidad y la calma, al tiempo que representa un proceso de purificación de todo el ser. Mediante el agua este ritual nos invita a “limpiar” y depurar nuestra mente de los pensamientos negativos y mantenernos protegidos de las personas oscuras, generando a su vez, generosidad, desapego, compasión y sabiduría por nosotros y por los demás.



La mirada de los niños y niñas camboyanas. Los niños y niñas son la joya más valiosa de cualquier sociedad. Cualquier acto que atente contra su integridad, su pleno desarrollo, educación y libertad, es una condena hacia el suicidio, la pobreza y la justificación de la gran mayoría de sus errores y problemas. La juventud es el FUTURO, el mejor reflejo y diagnóstico de toda nación, cultura y familia. Para mí la sonrisa sincera de los más pequeños es uno de los mayores regalos de la humanidad, contagiosa y llena de vitalidad. Y como consecuencia, el dolor y el abandono en sus ojos, un motivo que limita mi felicidad y me encierra en su triste recuerdo. ¡POR FAVOR, MÁS AMOR!


Night Market Siem Reap. A partir de las 21:00 horas, un cruce de calles en el centro de la ciudad, que a la luz del día parece un lugar tranquilo, por la noche se convierte en una locura, extravagancia, fiesta, excesos, sexo y mucha gente con ganas de pasarlo en grande y dejarse llevar.

Recorrer la ciudad en Tuk-tuk. Aléjate de los hoteles y zonas turísticas y habla con algún conductor de tuk-tuk. Por 4 Euros y dos horas de recorrido te llevará por los 4 o 5 rincones interesantes de la ciudad. No hay mucho más que ver en Siem Reap y ellos sabrán donde llevarte.


El mercado nocturno del Río Siem Reap. Por las noches y a su paso por el centro de la ciudad, a las orillas del río se despierta un enorme mercado de ropa y objetos de lo más peculiar. Las luces, las ofertas y la cultura del país brota por cada rincón de esta recomendada visita. Lleva dinero en efectivo encima, no te irás sin comprar ropa, amuletos y objetos de todo tipo al mejor precio.


El objetivo de esta publicación, además del gusto por escribir y compartir mis fotografías, es construir una guía para facilitar la experiencia de las personas que decidan visitar Camboya. Si queréis aportar algún destino, corregir algún dato o mejorar alguna descripción, no dudéis en escribirme a cgomezc89@gmail.com o registraros en mi blog, es muy rápido y sencillo, y no os llegará ninguna publicidad, además podréis comentar la publicación directamente.


Una vez más, muchas gracias de corazón por vuestro tiempo y por leerme :)